La palabra en inglés del año 2013: “Selfie”

 “Selfie”, que del inglés podría ser traducido como “autofoto” o “autorretrato fotográfico”, ha sido elegida por los prestigiosos Diccionarios Oxford como la palabra en inglés del año en este 2013, que la definen de la siguiente manera: “una fotografía que uno se ha tomado, generalmente con un teléfono inteligente o una cámara web y la publica en el sitio web de alguna red social”. selfie palabra en inglés Otras palabras que entraron en esta selecta lista fueron “twerk”, que en los países de habla latina es conocido como “perreo” y se refiere a un tipo de baile relacionado con la música Reggaeton“binge-watch”, que expresa las maratonianas jornadas de televisión en que, por ejemplo, vemos muchos capítulos de una misma serie; o “shworooming”, que define la exhibición de un producto en una tienda antes de que salga a la venta. Este término tiene su origen en 2002 cuando fue usada por primera vez en un foro australiano sobre Internet. Con la llegada de los smartphones y las redes sociales, “selfie” se ha convertido en una de las palabras en inglés más de moda, aumentando su uso según los expertos en un 17.000% durante este último año.

Palabras en inglés derivadas de “Selfie”

Los Diccionarios Oxford han premiado de esta forma la inventiva de los hablantes y la capacidad de la lengua para adaptarse a los nuevos tiempos. Tanto es así, que de “selfie” han surgido términos derivados como “helfie” (una fotografía que alguien toma de su propio cabello), “belfie” (una fotografía que una persona toma de su trasero) o “drelfie” (una fotografía que alguien se toma cuando está ebrio). A lo largo de este artículo hemos querido recopilar algunos de los “selfies” más famosos, como los del Papa Francisco con un grupo de adolescentes o la del Príncipe William en su boda con Kate Middleton . Y tú, ¿con cuál te quedas?

 

Series para aprender inglés

quote-chalk-think-words

Cada vez más gente confía en series para aprender inglés como una forma entretenida y divertida de mejorar y perfeccionar el idioma. Si bien es cierto que las series para aprender inglés de televisión te ayudarán a mejorar tu nivel del idioma, deberás tener primero una base de conocimientos sólida que te permita entender los diálogos.

Las clases en grupos reducidos de las academias de idiomas nos proporcionarán esas nociones previas que necesitaremos para poder disfrutar al máximo de nuestras series para aprender inglés preferidas. Después de haber estudiado con un profesor nativo que nos ayudará a dominar poco a poco el inglés, las series de televisión se podrán convertir en el complemento perfecto para nuestro aprendizaje.

En Hablalenguas creemos que la correcta elección de las series para aprender inglés es clave para estudiar de una forma efectiva. No todas las series para aprender inglés son válidas, pues muchas utilizan un vocabulario coloquial y repleto de expresiones propias de la jerga callejera. Si no somos británicos, o no tenemos un nivel de inglés prácticamente bilingüe, probablemente nos sintamos frustrados al no entender algunos de estos diálogos tan particulares.

Hoy en día, cada vez más televisiones españolas están apostando por la compra de series para aprender inglés, tanto británicas como norteamericanas. Así, series como The Wire, Lost, How I met your mother, Friends, The Big Bang Theory, Californication, Breaking Bad, Prison Break, y un sinfín de títulos más se han hecho muy populares en los últimos años y cuentan con miles de seguidores.

La cultura de las series de televisión ha invadido nuestro país y los fans han proliferado de forma notable. Juntamente con ellos, y por desgracia, también ha aumentado el número de spoilers, una figura que hace referencia a la persona que se dedica a difundir el final de estas series a través de foros o blogs y que les chafa de esta manera la emoción a los que todavía no han tenido la oportunidad de verla.

Como apuntábamos antes, resulta imprescindible tener presente dos premisas antes de lanzarnos a seguir alguna de las series para aprender inglés que os propondremos. En primer lugar, será necesario un buen dominio del idioma para poder captar todos los diálogos, aunque nunca está de más subtitular las series para aprender inglés, primero en nuestro idioma y cuando nos veamos más sueltos en inglés, para captar todas las palabras y la forma en que se escriben. En segundo lugar, debemos saber que por mucho que nos guste una determinada serie, no todas las series para aprender inglés son válidas. Daremos preferencia a aquellas cuyo registro de la lengua sea lo más estándar posible, y cuya gramática y fonética esté cuidada por parte de guionistas e intérpretes.

Top 5 de series para aprender inglés

Spooks. Literalmente, significa “espías” en inglés coloquial, aunque al español ha sido traducida como “doble identidad”. Es una serie que podríamos enfocar en el género de aventuras, acción o espionaje, y que se sitúa en la lista de las series más vistas en Reino Unido. A lo largo de sus diez temporadas, por sus cámaras han pasado actores tan reconocidos como Hugh Laurie (Dr. House) y Robert Hardy (Harry Potter), asegurando así una gran variedad de acentos y un amplio vocabulario.

Skins. Esta serie juvenil es una de las más sexys y atrevidas de la televisión británica. Versa sobre la vida de un grupo de adolescentes que experimentan múltiples situaciones relacionadas con temas como las drogas, el sexo, las fiestas, etc. El equipo de actores cambia cada dos años para mantener ese aire juvenil que busca transmitir la serie. Con Skins, podrás descubrir expresiones y manera de comunicar más propias de la cultura británica juvenil, pero igualmente válidas para perfeccionar el idioma. Cuidado, los personajes son muy cautivadores, no solo por sus historias sino también, y sobre todo, por su atractivo físico.

Little Britain. Realmente no es una serie como tal, sino un programa de humor en el que se suceden diversos sketches sobre la vida cotidiana de la sociedad británica. Este exitoso programa podría ser quizá una de las mejores series para aprender inglés, pues ha tenido un impacto directo en el idioma, puesto que muchas frases y palabras que han aparecido en él han sido adoptadas literalmente por los hablantes de Reino Unido. Si bien es cierto que anteriormente hemos recomendado huir del vocabulario coloquial o slang, esta serie ha tenido una influencia tal sobre el vocabulario y la forma de hablar de los ingleses que no podemos dejar de recomendarla. Además, su humor punzante no tiene desperdicio.

 

Miranda. Se trata de una comedia de la BBC que nos habla de las hilarantes historias de una solterona que se autodenomina como “mujer poco agraciada”. Puede recordar en cierto sentido a la famosa película y novela “El diario de Bridget Jones”, pero Miranda por sí sola también merece mucho la pena. A la pobre chica todo le sale mal, quizá de ahí la simpatía que despierta su entrañable personaje.

George & Mildred. Por último hemos querido añadir a la lista de series para aprender inglés esta joya de los años 70. En la misma línea de humor sarcástico que Little Britain, aquí nos reiremos con las historias de dos parejas de vecinos que viven en el mismo barrio: por una parte George y Mildred, un matrimonio pobre y sin hijos, y por otra Jeffrey y Ann, una seria pareja de clase alta con su hijo Tristram. Buscando por Internet podréis encontrar un amplio archivo visual de esta exitosa y nostálgica serie.

 

Palabras universales: la expresión ¿eh? se entiende en todo el mundo

stock-3

child-children-girl-happy

Decimos “¿eh?” en español, “huh?” dicen los ingleses, en francés se exclama “hein?”, e incluso en el idioma de Internet vale el famoso “WTF?”. Pero este monosílabo, que es una de las palabras universales más utilizada en todos los idiomas, siempre va acompañado de una cara de extrañamiento.

Un grupo de investigadores del Centro Max Planck de Psicolingüística de Nijmegen (Holanda), después de un estudio en que han analizado grabaciones en diez idiomas diferentes, han afirmado que la expresión que denota falta de entendimiento se puede comprender sea cual sea la lengua de nuestro interlocutor.

Chino mandarín, italiano, español, siwu, cha’palaa, islandés, lao, holandés y murriny patha. Esos fueron los idiomas elegidos para demostrar que esta expresión de extrañeza entrará en la selecta lista de palabras universales. Una muestra más de que en realidad no existen tantas diferencias entre los hablantes de unos países y de otros, y de que las palabras universales como esta permiten entendernos, al igual que con el lenguaje de gestos, de forma básica con cualquier persona del planeta.

Según el estudio, expresiones como “¿eh?” facilitan enormemente la comunicación y resuelven infinidad de malentendidos o incomprensiones. Tal y como apuntan los investigadores, este término surgiría según el concepto biológico de evolución convergente, que explica que diferentes especies pueden evolucionar con patrones iguales si conviven en las mismas condiciones.

Otras palabras universales

Aunque la expresión de perplejidad “¿eh?” es una de las palabras universales más recurrentes, también existen otros términos que se usan de forma idéntica o muy parecida en muchos idiomas. Los conceptos de “stop”, S.O.S., O.K. son algunos ejemplos. Asimismo, todo el lenguaje gestual también entraría en esa condición de palabras universales, puesto que nos permite comunicarnos de una manera primitiva pero muy efectiva con cualquier persona, sea cual sea su idioma.

Curiosidades en inglés: las rarezas más divertidas del idioma

Que el idioma inglés es uno de los más hablados del mundo, es un dato que todo el mundo conoce. Pero lo que quizá no sepamos es que está repleto de rarezas y singularidades. Os presentamos algunas de las curiosidades en inglés más divertidas que hemos encontrado.

Top 5 de las curiosidades en inglés más peculiares

grupos-reducidos

  1. El término más usado al hablar es “I” (yo). No se trata de que los británicos sean ególatras por naturaleza, sino que en inglés no existe la posibilidad de eludir el pronombre personal de primera persona (por ejemplo, no se puede decir “practico deporte” sin prescindir del “yo”).
  2. Godessship”, que hace referencia a la condición de diosa, es la única palabra en inglés que tiene una letra triple, la “s”. ¿Os imagináis pronunciar una triple “s”? ¡Pareceríamos serpientes!
  3. La palabra en inglés más antigua es “town” (ciudad). En el extremo contrario, no podríamos hablar con certeza de la palabra en inglés más nueva, puesto que continuamente se están creando nuevos términos en el ámbito de la informática, la tecnología y las redes sociales.
  4. Otra de las curiosidades en inglés son las palabras con dobles letras. Existen una gran cantidad de palabras en inglés que posean dobles grafías, pero sólo dos palabras presentan tres letras dobles consecutivas: “bookkeeper” (contable) y “bookkeeping” (contabilidad).
  5. La palabra en inglés más larga con menos vocales es “strengths” (fuerzas). Es la única palabra de ocho letras con solo una vocal. Aunque parezca difícil de pronunciar, hay otras mucho más complicadas.

Estas son solo algunas de las curiosidades en inglés más extravagantes y divertidas con las que os podéis topar al estudiar el idioma. Y dentro del inglés, encontraremos muchas más particularidades y notas singulares según la variedad, inglés británico o inglés americano.

Si lo hablas con fluidez, o estás estudiando el idioma y te topas con otras curiosidades en inglés que quieras compartir con nosotros para ampliar esta lista, no dudes en dejar tu comentario. Aprendamos inglés de una forma diferente y entretenida.

Palabras del inglés que hemos adoptado sin necesidad

Con la llegada a nuestro diccionario de incontables palabras del inglés que definían en un momento dado realidades que aquí todavía eran desconocidas, el español se ha ido llenado poco a poco de anglicismos, hasta tal punto que resultaría ridículo hablar hoy en día de balompié o salsa de tomate en lugar de fútbol o kétchup.

Pero así como ha habido palabras del inglés que hemos incorporado a nuestro vocabulario de forma natural, también existen otras cuya presencia en el diccionario español es más que discutible. Términos que en según qué ámbitos se empiezan a usar sin necesidad alguna, puesto que nuestra lengua ya posee vocablos para referirse a ello.

sunglasses_model

Las palabras del inglés más innecesarias

Hablamos de palabras del inglés como trendy, snob o hipster, tan de moda últimamente cuando nos referimos a tendencias. O en el mundo de los negocios (business como ahora diríamos), utilizamos expresiones como CEO, sponsors, showroom o freelance. En castellano sería tan fácil como decir director ejecutivo, patrocinadores, sala de exhibición o autónomo.

Pero no solo a áreas tan especializadas como estas han llegado las palabras del inglés en forma de barbarismos. También en repostería, hablamos de bol en lugar de taza o tazón, y de muffins para referirnos a las magdalenas de toda la vida, solo que algo más sofisticadas.

También en el mundo de la moda se han impuesto muchas palabras del inglés que resultan innecesarias al ya existir sus respectivos homónimos en castellano. Boxers, leggins o shorts, por los tradicionales calzoncillos, mallas o pantalones cortos.

Esta es solo una pequeña muestra de cómo nuestro idioma se ha ido apropiando de palabras en inglés para hacer referencia a objetos o ideas que ya podíamos expresar con palabras en castellano. Pero a veces resulta mucho más cool hablar con acento británico.

Top 5 de las curiosidades en inglés más peculiares

Aquí llega la segunda entrega de las curiosidades en inglés que nunca habías oído. Las palabras del inglés más singulares y los hechos del idioma más insólitos. ¿Quieres saber cuál es la palabra más larga sin vocales, o la más larga de una sola sílaba? Sigue leyendo.

english-664x374

  1. La “e” es la letra más escrita en inglés. Aparece una vez por cada ocho letras que se escriben en este idioma. Ahora comprendemos por qué el inglés es una lengua que suena tan cerrada.
  2. Los monosílabos en inglés suelen ser generalmente más largos que en castellano. Pero el caso de “screeched” (chilló, chillaba), que es la palabra en inglés de una sola sílaba más larga, es extraordinario. Nueve letras en un único golpe de voz. ¿Te atreves con la pronunciación?
  3. Otra de las curiosidades en inglés quizá más chocante son las palabras con letras repetidas en múltiples ocasiones. El récord se cifra en seis repeticiones, y solo lo ostentan tres palabras: “degenerescence” (degeneración), con seis “es”; “indivisibility” (indivisibilidad), con seis “íes”; y “nonannouncement” (no anunciado), con seis “enes”.
  4. También existen palabras sin vocales, algo extraordinariamente raro en nuestro idioma. La palabra en inglés más larga y compuesta únicamente por consonantes es “rhythm”, con seis letras. Otros idiomas como el alemán también poseen muchos vocablos en los que se alinean infinitas consonantes de forma consecutiva.
  5. El escritor por excelencia en lengua inglesa, William Shakespeare, inventó cerca de 2.000 palabras y frases en inglés. Por algo se le conoce como el idioma de Shakespeare.

Si te han gustado estas curiosidades en inglés y quieres compartir otras con nosotros las que encuentres al estudiar el idioma, deja tu comentario y ayúdanos a ampliar esta lista de joyas lingüísticas. Porque estudiar inglés debe dejar de ser una tarea monótona y convertirse en algo divertido y dinámico.

Top 10 de palabras en inglés inventadas en España

El inglés es uno de los idiomas con más influencia en el resto de lenguas. De la lengua inglesa hemos adoptado términos tan usados como fútbol, sándwich o email. Pero también hemos influenciado en ellos con palabras en español que han sido adaptadas literalmente en su vocabulario como palabras en inglés. Os presentamos una lista con algunas de estas curiosas palabras y su significado en inglés.

Flag of England from symbols of the United Kingdom and London

 

  1. Alto standing. Utilizada tanto para describir una vivienda como una prostituta de lujo. Los ingleses han adoptado este término del español, aunque en nuestro país, debido a la crisis, podría acabar cayendo en desuso.
  2. Footing. Para ellos, el equivalente al jogging, algo muy de moda en los parques de las grandes ciudades, donde cada tarde se congregan los mejores corredores.
  3. Parking. Esta es otra de las palabras en inglés que podríamos pensar que hemos adoptado como palabra en español y no al revés. Pero lo cierto es que parking, como aparcamiento, es una palabra que hemos inventado nosotros.
  4. Hacer zapping. O zappear, esa técnica tan maravillosa desde la existencia del mando a distancia. Hasta hace poco, en inglés se utilizaba channel-hopping o channel-surfing, pero ya van usando cada vez más nuestra palabra.

  5. Tuning
    . Vocablo especialmente extendido desde la aparición de la saga de Fast and furious. Aquí en España tuvimos el fenómeno del Neng de Castefa en Buenafuente.
  6. Crack. En referencia a un deportista que destaca sobremanera por encima del resto. A pesar de que el término surgió en el ámbito deportivo, se ha extendido a todas las facetas de la vida. En inglés, no confundir con la droga.
  7. Gin-tonic. Abreviación de ginebra y tónica para referirnos a uno de los combinados más afamados y demandados por la noche en cualquier pub (ésta sí que es de ellos).
  8. Kinki. Del español, quinqui, en referencia a ese movimiento social, si es que podemos considerarlo como tal, que puebla los recreativos de nuestras ciudades y, ya en su edad adolescente, se traslada a los parkings de los after hours (palabra también inglesa) de las discotecas.
  9. Office. También llamado alacena o despensa, un lugar en el que guardamos el chocolate prohibido y los mejores vinos.
  10. Friki. Este tiene infinitos motes más o menos equivalentes: nerd, freak, freak mastergili, geek, bicho raro, y un largo etcétera. Apasionado de los videojuegos, la informática y la tecnología. Friki, al fin y al cabo.

 

Esta es solo una pequeña muestra de palabras en español que han sido tomadas como propias y se han convertido en palabras en inglés usadas de forma habitual. Pero hay muchas más, aunque quizá no tantas como palabras en inglés que se han convertido con el tiempo en palabras en español. La lengua es un bien intangible repleta de secretos. Descúbrelos tú mismo.

Palabras sin traducción: Top 10 de las más curiosas

people-woman-coffee-meeting

El inglés no es solo uno de los idiomas más hablados del planeta, sino probablemente el que más influencia tenga sobre el resto de lenguas, que toman de ésta infinidad de palabras y términos y los incorporan, con más o menos destreza, a sus vocabularios. Pero esconde palabras sin traducción, pequeños resquicios del lenguaje que no se pueden expresar con tanta exactitud en otro idioma.

La lengua de Shakespeare es hablada por más de 350 millones de personas, lo que supone aproximadamente un 5’5% sobre el total de la población mundial. Este idioma, aunque habitualmente sea puesto como ejemplo de lengua pobre y con poco vocabulario, registra más de 170.000 definiciones en su diccionario de referencia, el Oxford, muy por encima de las 88.000 palabras del español.

Ranking de las mejores palabras sin traducción

A pesar de sus peculiaridades, o quizá precisamente debido a ello, el inglés, como tantas otras lenguas, tiene palabras sin traducción cuyos homónimos resultan imposibles de encontrar en otra parla. En este artículo os descubrimos un curioso ránking de las palabras sin traducción más raras del mundo.

  1. Freizeitstress. En alemán se refiere al estrés que sentimos en vacaciones, cuando no sabemos cómo ocupar la gran cantidad de tiempo libre que tenemos. Hoy en día, con cerca de 5 millones de parados en nuestro país, probablemente deberíamos plantearnos adoptar este vocablo.
  2. Karoshi. También hablando de estrés, pero en el lado totalmente opuesto, este término japonés define la muerte por estrés laboral, algo lamentablemente muy común en los países asiáticos.
  3. Hore shakul. Siguiendo en el macabro ámbito de la muerte, esta palabra se usa en Israel para referirse a la pérdida de un hijo. En español, podría ser el antónimo de huérfano.
  4. Kyoikumama. También del japonés, hace referencia a la presión que ejercen las madres sobre sus hijos para que estos obtengan logros académicos. Proyectar sobre los nuestros algunas de las expectativas que hemos visto frustradas no es muy recomendable.
  5. Tartle. Utilizada en Escocia para ilustrar una situación tan graciosa como embarazosa: cuando vas a presentar a alguien y no recuerdas su nombre.
  6. Grasse matinée. Del francés, y de nuevo relacionada con la triste cifra del paro que hemos apuntado antes, significa desaprovechar la mañana haciendo el vago en la cama o en el sofá.
  7. Schadenfreude. En lengua germana se refiere al sentimiento de alegría o de gozo que experimentamos al ver la desgracia ajena. A medio camino entre el sadismo y la envidia.
  8. Mudita. En el extremo contrario, este concepto budista trata de ejemplificar la alegría que nos produce observar la felicidad ajena.
  9. Lítost. Proviene de la novela El libro de la rosa y el olvido, del escritor checo Milan Kundera. Se refiere a la agonía que se siente al ser consciente de las miserias propias, y en el libro este sentimiento aparece retratado en una escena en que el chico trata de nadar tan rápido como su chica, que era deportista, y se frustra al ver que es incapaz de hacerlo.
  10. Gigil. Cerrando la lista, este vocablo filipino que dibuja una sensación tan tierna como la que sienten las abuelas al coger en brazos a sus nietos y no poder evitar besuquearlos o acariciarlos.

Por último, y fuera de este concurso de palabras sin traducción, incluiremos una palabra typical spanish que difícilmente podría ser localizada en otras lenguas y que nos identifica en un sentido peyorativo: “chapuza”. Ese trabajo mal hecho que va todavía un paso más allá, realizado en poco tiempo y sin gusto alguno, y generalmente cobrado a un precio desorbitado. La mítica serie de los noventa, Manos a la obra, ilustraba a la perfección de lo que estamos hablando.